Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre 27, 2016

ÉRASE UNA VEZ

Érase una vez un niño que no era como otro cualquiera. Era de madera, porque así se empeñó su padre. Era carpintero y lo que mejor se le daba era el arte de tallar los troncos. Y ¿por qué no hacer un hijo que le diese compañía en sus noches tristes?  Un hada madrina le ayudó con una varita mágica a convertir su sueño en realidad. Y de la noche a la mañana aquella figura fue tomando forma. Lo llamó Pinocho haciendo alegoría al árbol del que se hizo. ¿Podría haber un nombre más feo en este planeta? Fue lo primero que pensó el niño su primer día de escuela. Porque eso sí, en su primer día de vida tuvo que comenzar el colegio. Todos los niños se reirían de él. No comprendía de lo que iba la vida y ya tenía que estar encerrado en aquella clase donde se enseñaban cosas tan aburridas como lenguaje, matemáticas y sociales. Miraba por la ventana y se preguntaba que habría más allá. La vida se aprende andando por el mundo no encerrado en estas cuatro paredes. Su padre le daba tiernos consejos p…